Aplausos: Pichetto propuso que los planes duren solamente 1 año

0
7617

Mientras insiste en la necesidad de encontrar “consensos” que allanen el camino a la “unidad” dentro de Alternativa Federal, Miguel Pichetto da certezas de cuál sería su política en caso de que avance su precandidatura a presidente: el senador rionegrino asegura que bajo su Gobierno, los planes sociales durarían como máximo “un año” y que no se jubilaría “nadie” que no haya hecho aportes previsionales.

“Argentina tiene salida. Es un país que tiene destino, potente, que produce en el sector agropecuario, que tiene petróleo, gas, recursos naturales, que puede ser un país que exporte fuertemente. La apuesta que hay que hacer es ir a un plan industrial. De eso tenemos que discutir: no de los pobres, de los planes, de los plancitos, o de cómo hacemos que los planes sean para toda la vida. El plan es para un año, para un tiempo”, aseguró Pichetto al analizar la actual situación económica.

-¿Si usted es Presidente, los planes van a ser sólo para un año?
-Por supuesto. Lógicamente pondría un plan productivo en marcha. Lo haría con un marco de gradualidad y responsabilidad, pero esto es insostenible en el mediano plazo y nadie quiere afrontar el debate con seriedad. El gasto en seguridad social es el 65 por ciento del presupuesto.

En diálogo con el programa La Lupa (Canal 26), Pichetto fue más allá y habló sobre el sistema previsional. “El problema es que se ha jubilado mucha gente que no había hecho aportes. A partir del nuevo momento que asuma (como Presidente), no se jubila nadie sin aportes. Se acabó la beneficencia. De lo contrario, la jubilación de los jóvenes correrá riesgo. El que aporta, tiene derecho a jubilarse. El que no aporta, no puede jubilarse. Habrá que generar algún mecanismo de pensión social, pero que no puede estar incorporado al sistema previsional. No es la misma contribución benéfica del Estado para un desamparado que alguien que ha hecho aportes”, sostuvo.

Rival de Cristina Kirchner, Pichetto reivindicó a Alternativa Federal y descartó que el peronismo confluya en un mismo espacio con los K. “Uno se une con gente que piensa más o menos parecido. El primer debate que tiene el peronismo es una discusión sobre la identidad que expresamos. Unirse con cualquier sector para ser una fuerza de izquierda o de centroizquierda y repetir las experiencias fallidas del pasado o generar un modelo con Ministerios de la Venganza, o un estilo parecido al chavismo, no es muy motivante”, apuntó.

En ese sentido, advirtió a la ex mandataria que “no le alcanza con ese discurso” para ganarle a Macri: “Es una mirada radicalizada, de Izquierda dura, con el Partido Comunista, con Nuevo Encuentro, con los muchachos de Kolina, que ya no existe más, que son sellos de goma y creen que van a hacer la Revolución Chavista en la Argentina. Eso la condena al fracaso”.

Y, específicamente sobre las posiciones extremas que asoman dentro del kirchnerismo, que plantean un escenario en el que Cristina se tome revancha en caso de volver al poder, Pichetto consideró que “es otra pavada más de sectores radicalizados que rodean a la ex Presidenta, que le hacen un daño irreparable. Eso está condenado a tener un piso y un techo limitado y acotado, pero no a ganar. Son minorías intensas que no ganan elecciones”.

Otras frases de Pichetto
La ley de financiamiento partidario: El sistema mentiroso e hipócrita que funciona con aportes en negro que después terminan siendo judicializados, no va más. Y lo peligroso es que en el sistema electoral argentina entren los narcos, que ya están entrando en los municipios. Después que nadie se sorprenda, eh. Es así: en muchos municipios, que están contaminados por este delito grave, ha aparecido el financiamiento narco. Está el caso del intendente (Sergio Varisco, de Paraná) de la provincia de Entre Ríos, que está siendo elevado a juicio. Itatí es otro ejemplo. Y en los escenarios duros del Conurbano puede aparecer el fenómeno narco detrás de un puntero”.

El modelo económico K: “Tengo diferencias politicas, no personales; y las he expresado. El modelo económico de los últimos 4 años (del kirchnerismo) no fue bueno para la Argentina: el cepo, el control de importaciones, una inflación del 50 por ciento es la madre de los problemas que tiene hoy el país, que este gobierno no sinceró ni puso sobre la mesa cuando asumió.

Ellos creen en otra cosa, yo en un capitalismo moderno e inteligente. Por supuesto con defensa del interés nacional. Yo no le abríría todo a China para que nos meta cualquier porquería.

Sobre el acuerdo con el FMI: “Hay q cumplir con las obligaciones. El peor mensaje es decir que no hay que pagar, ó decir que los muertos no pagan. Ese discurso lo que hace es que se pierda confianza y coloca a la Argentina al borde de un nuevo default”.

El pliego de Inés Weinberg de Roca: “El Gobierno si gana la elección va a tener derecho a poner al nuevo procurador. Y si hay otro gobierno, pondrá otro”.

La polémica sobre la Oficina Anticorrupción y los dichos de Laura Alonso: “No tengo un disvalor sobre la actual funcionaria. En ese puesto hay que poner a alguien capacitado y el gobierno lo ha hecho”.

FUENTE: Clarin.com

Leave a reply