Burros: el error K de redacción que puede dejar sin luz a medio país

0
1089

“El problema es gravísimo, necesitamos una solución de carácter urgente”, aseguran desde la Liga Naval Argentina. Desde la entidad entienden que a partir de la implementación de las nuevas restricciones en materia cambiaria, el Banco Central no autoriza a las empresas navieras a pagar los importes correspondientes a los alquileres de buques que –según la ley 27.419– son rentados a navieras extranjeras, incorporados al cabotaje nacional y tratados como si fueran de bandera argentina, siendo tripulados en su totalidad por marinos argentinos.

“Estamos ante una situación extrema en la que peligra seriamente la posibilidad de mantener estas unidades en el país”, asegura uno de los armadores navieros más importantes de la actividad.

Desde la Liga Naval Argentina agregan que el negocio naviero, es considerado como una actividad de capital intensivo; el costo de un buque muchas veces supera el centenar de millones de dólares y normalmente una naviera requiere de varias unidades para atender distintos tipos de servicios.

“En un país como Argentina, cada vez es más difícil que el mercado financiero otorgue facilidades a una naviera para inversiones de semejante porte. Es normal que los armadores utilicen algunas unidades propias junto con otras que son alquiladas a casco desnudo (sin tripulación) e ingresadas al mercado local previa tramitación de un permiso (waiver) ante la Subsecretaría de Puertos, Vías Navegables y Marina Mercante. En estas condiciones y a todos los efectos, el buque ingresado al país, tiene los mismos derechos y obligaciones que uno que enarbola el pabellón nacional. Ahora, claro, a fin de mes hay que pagar el alquiler”, explican.

FUENTE: INFOBAE.COM

Leave a reply