Detectan otro traidor: dejó Cambiemos para negociar un cargo para su esposa con La Campora

0
1139

En una semana movida para el mundo de la política (y donde Juntos por el Cambio sufrió un duro golpe de parte de Beatriz Ávila, Antonio Carambia y Pablo Miguel Ansaloni, que abandonaron Cambiemos para incorporarse a la bancada de “Unidad Federal para el Desarrollo”), Cambiemos sufrió una nueva traición.

Este miércoles, cuando los concejales de Rosario asumieron y votaron autoridades en la ciudad, se barajaron dos nombres: Alejandro Rossello de Juntos por el Cambio (que ya ostentaba el cargo), y María Eugenia Schmuck, del Frente Progresista, dirigente alineada a Bonfatti.

Fue entonces que “Roy” López Molina decidió cambiarse de bando, traicionando a Cambiemos, para preservar el lugar de su mujer, Julia Bonifacio, en la Oficina al Consumidor y a la ex Concejala Agustina Bouza como Secretaria Parlamentaria: el ahora vicepresidente del Concejo Municipal decidió aliarse con el brazo camporista en Rosario  y negoció su puesto con María Eugenia Schmuck, del socialismo, cuya segunda, Marina Magnani, pertenece a La Cámpora.

“Roy” traicionó así al partido que lo vio nacer en la política aportando los votos de Marcelo Megna, Renata Ghilotti y Agapito Blanco a la oposición, en una jugada oportunista  en la que privilegió los intereses personales y cargos para sus familiares y amigos.

Dirigentes como Anita Martínez, Alejandro Rosselló, Daniela León, Germana Figueroa Casas y Carlos Cardozo acusaron a Roy López Molina de “negociar cargos y puestos con La Cámpora, Monteverde y Ciudad Futura por las suyas, rompiendo el bloque”.

FUENTE: alerta140.com

Leave a reply