El Presidente de Uruguay echó a un funcionario que intentó colocar ñoquis

0
920

El nuevo presidente de centro-derecha, Luis Lacalle Pou, le pidió la renuncia a Guillermo Iglesias, el presidente de Antel, la principal compañía de telecomunicaciones de Uruguay que depende del Estado.

Iglesias quería pasar a planta permanente a 857 empleados contratados de la compañía, a través de la Resolución 495/2020, que emitió sin el consentimiento del presidente. Esto quiere decir que dejaban de ser funcionarios contratados por el período de su contrato y pasaban a ser funcionarios públicos, los cuales cuentan con amplios “derechos” laborales y su despido es casi imposible.Esta resolución de Antel tenía como fecha de vigencia el 1ro de mayo y tan temprano como el 7 de mayo el gobierno de Lacalle Pou ya había revocado esta decisión, con el objetivo de preservar la reducción del déficit fiscal que viene siguiendo rigurosamente desde que asumió.A través de la siguiente resolución firmada personalmente por Lacalle Pou, se decide revocar la decisión y los 857 funcionarios volvieron a sus contratos previos.

Guillermo Iglesias, ingeniero de profesión y allegado al presidente, había sido designado en el cargo hace poco más de 2 meses, con la difícil tarea de realizar un ajuste de casi 10 puntos de las tarifas, que bajo el gobierno del Frente Amplio habían sufrido un congelamiento que dañó gravemente las cuentas públicas.

La Administración Nacional de Telecomunicaciones (Antel) tiene el monopolio estatal en telefonía fija y es líder de todos los servicios en los que participa: cuenta con casi un millón de abonados en banda ancha y con una participación del 53% en telefonía celular, mercado en el que compite, aunque con la ventaja de tener acceso a las arcas del Estado, con las privadas América Móvil y Telefónica.El senador del oficialista Partido Nacional, Sebastián Da Silva, criticó fuertemente a la dirección de Antel por esta resolución en tiempos de crisis. A través de Twitter remató: “es increíble, es insólito. Todo un país peleando a brazo partido para tener que tener este tipo de actitudes. Esperamos la explicación”.

Gabriel Molina, presidente del sindicato de Antel, dijo que esta idea de incorporar a 857 nuevos empleados venía desde hace tiempo, bajo la directiva del anterior gobierno, del Frente Amplio. Según Molina, estaba todo listo y lo único que faltaba hacer era tener la autorización y confirmación oficial del presidente de la compañía. Lo curioso es que esta medida característica de un gobierno de izquierda la haya tomado una persona de confianza del Partido Nacional.

Esta resolución se buscó llevar a cabo el año pasado, pero no se realizó debido a que fue un año electoral, pero sí se llevaría a cabo este año.
En la resolución de Luis Lacalle Pou, también recordó el decreto del 11 de marzo de 2020, el cual exhorta a los organismos comprendidos en el artículo 220 de la Constitución, a los entes autónomos y a las intendencias a adoptar medidas “a fin de coadyuvar con el objetivo de disminuir el déficit fiscal”.Lacalle Pou llegó al gobierno con un objetivo, achicar el Estado en pos de las libertades civiles. Pero nada de eso se puede lograr con un Estado gigante, que gasta más de lo que recauda.

FUENTE: derechadiario.com.ar

Leave a reply