Estafa comunista: Cuba cobró millones enviando a falsos médicos al exterior

0
282

Solo 205 de los 702 cubanos que estaban en la misión médica en Bolivia tenían título de doctores, según reveló este jueves el ministro de Sanidad del país andino, Aníbal Cruz.

Después de revisar los documentos de contratación de los funcionarios cubanos, el gobierno interino, presidido por Jeanine Áñez, determinó que la mayoría eran técnicos o choferes. Sin embargo, todos cobraban como médicos.

Hasta octubre de 2019 el gobierno de Evo Morales gastó cerca de $7.7 millones en mantener la misión médica cubana, según los datos aportados por el actual ejecutivo. Las nuevas autoridades han encargado una auditoría con el fin de conocer en más detalle cómo era usado el dinero que Bolivia pagaba por los profesionales cubanos.

“Este año se han utilizado aproximadamente 78,764,889 bolivianos ($11,390,426) y se ha pagado por estos súbditos 53,121,000 bolivianos ($7,681,987)“, denunció Cruz en una entrevista con la prensa.

Cuba paga a sus médicos en el extranjero apenas el 25 por ciento de lo que recibe de los gobiernos que los contrata.

“En vez de ayuda económica al país era un daño, pero beneficiaba económicamente a Cuba”, dijo Cruz. La misión diplomática de Cuba declinó hacer declaraciones a la prensa de Bolivia.

En Bolivia había 725 funcionarios cubanos, según datos de ambos gobiernos, que debieron abandonar el país tras la salida de Evo Morales y una vez rotos los acuerdos.

El ministro de salud de Cuba, José Ángel Portal, calificó a las autoridades bolivianas como “golpistas”, y aseguró que mentían en lo relacionado con la titulación de los cubanos.

“Los cooperantes cubanos laboraban allí en 35 hospitales integrales comunitarios, 119 consultorios médicos y cinco centros oftalmológicos. De ellos 406 son médicos y 258 licenciados en enfermería, imagenología y electromédicos”, escribió Portal en Twitter.

El ministro no hizo referencia al monto de los pagos recibidos por Cuba durante los 13 años de misión médica en Bolivia. Por su parte, el viceministro de relaciones exteriores de Cuba, Rogelio Sierra Díaz, dijo que “el aporte” de la isla en la salud en Bolivia “no es medible en términos financieros”.

“Amor, solidaridad y amistad que ahora los golpistas arrancan a su pueblo con la salida del personal médico cubano”, escribió en Twitter.

La principal fuente de ingresos de la economía cubana son los servicios médicos que vende al extranjero. Según cifras oficiales la isla recauda más de $6,000 millones anuales por estos servicios, considerados por diversas organizaciones internacionales y gobiernos como una forma de esclavitud moderna.

El nuevo gobierno boliviano ha declarado sus sospechas de que parte de los cubanos que integraban la misión médica eran personal del aparato de seguridad cubano. Las sospechas fueron además alimentadas por la detención durante las protestas de cuatro funcionarios cubanos que tenían un maletín lleno de efectivo, con el cual presuntamente pagaban a seguidores de Evo Morales para mantener las protestas contra el gobierno interino.

Los cuatro funcionarios fueron liberados y enviados a la isla. El gobierno cubano dijo, por su parte, que el efectivo que tenían los médicos era para pagar servicios de la misión de la isla.

Cuba además brindaba asesoría militar a Bolivia, cuyos montos aún no han trascendido. A mediados de noviembre todo el personal cubano regresó a la isla, donde fueron recibidos como héroes por parte del gobierno de Miguel Díaz-Canel.

Los profesionales sanitarios cubanos estaban en el país andino desde febrero de 2006 prestando servicios por los convenios suscritos por el gobierno de Morales. Los médicos eran favorecidos por las alcaldías locales que sufragaban los gastos de hospedaje, alimentación y víveres. Algunos de los médicos que abandonaron las ‘misiones’ denunciaron el bajo salario que recibían, que les quitaban sus documentos, falsificaban estadísticas y utilizaban a la familia en Cuba para atarlos al contrato.

Cuba ha sufrido en los últimos meses la retirada de su personal médico en Brasil, Ecuador y Bolivia, lo que representa una pérdida millonaria para su débil economía.

FUENTE: elnuevoherald.com

Leave a reply