Giro total: el Frente de Todos confirmó que reconocerá a Maduro como Presidente de Venezuela

0
60945

Alberto Fernández dijo que un eventual gobierno suyo dará un giro en la política dura que desplegó Mauricio Macri con Venezuela y se enmarcará en una línea como la que adoptaron México y Uruguay hacia el régimen de Nicolás Maduro.

“No estoy de acuerdo con todas estas propuestas que encolumnaron a parte de América Latina detrás de Donald Trump, y valoro mucho la propuesta que han hecho (los presidentes) Andrés Manuel López Obrador y Tabaré Vázquez“, le dijo el martes Fernández a Canal 13 para diferenciarse por completo de la gestión de Macri, quien en diciembre de 2015, apenas asumido, se transformó en el crítico más duro del Mercosur al régimen chavista y que abrazó el Grupo de Lima, una organización que López Obrador decidió dejar.

“Creo que hay que resolver el problema de Venezuela, creo que el problema Venezuela no se resuelve con marines, no se resuelve apoyando una invasión. El problema Venezuela se resuelve favoreciendo el mejoramiento de la calidad institucional y la convivencia democrática en Venezuela, y para eso hay que reclamar para que la democracia impere plenamente”, afirmó en una crítica hacia los Estados Unidos.

Fernández tiene asesores con diferentes visiones sobre la cuestión. Una es la de su amigo Jorge Argüello, ex embajador ante la ONU, ante Estados Unidos y ante Portugal, quien es un potencial canciller y tiene una visión más multilateralista del mundo. Otra visión, es la de un sector del peronismo como el ex canciller Jorge Taiana, y una más la de la Cámpora. El kirchnerismo mantuvo una estrecha alianza y un entramado de negocios con el chavismo, de lo que Fernández se distanció en su momento.

Este giro sería uno de los más importantes respecto a la gestión de Macri que reconoce al titular de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, como presidente encargado, mientras que México y Uruguay siguen reconociendo a Maduro como jefe del Ejecutivo venezolano.

Las referencias a la política exterior que hasta ahora pronunció Alberto Fernández estuvieron motivadas por la situación económica argentina y por los embates de Jair Bolsonaro hacia el kirchnerismo. El candidato del Frente de Todos habló de los mercados en Wall Street, de una restructuración de la deuda con el FMI y con los acreedores privados y también le respondió al presidente de Brasil, tildándolo de homofóbico, misógino y racista. Bolsonaro viene haciendo advertencias duras contra una eventual llegada del kirchnerismo al poder. Este miércoles le pidió a los empresarios que “colaboren” para que no vuelva “la vieja izquierda”.

En su equipo de asesores tienen en carpeta el viaje que haría si la campaña electoral se lo permite antes de las presidenciales del 27 de octubre: Fernández ha dicho que aceptaba una invitación a México para encontrarse con el presidente López Obrador. La confirmación del mismo, supo Clarín, dependerá de las demandas de la campaña.

Fernández habló de ese viaje con el ex canciller Taiana y con el ex presidente de la Cámara de Diputados durante el kirchnerismo Julián Domínguez, quienes estuvieron en México en un encuentro de líderes progresistas y recibieron la invitación para Fernández, que hasta ahora manifestó su intención de ir en septiembre.

Hasta ahora, el único viaje al exterior que hizo Fernández fue a Curitiba, Brasil, donde visitó al ex presidente Lula Da Silva en la cárcel. Allí pidió la libertad del ex mandatario, lo que irritó más a Bolsonaro.

FUENTE: Clarín.com

Leave a reply