La estafa en el PAMI K: $500 millones al año en remedios a jubilados muertos

0
1659

Hasta ahora, Alberto Fernández no ha presentado propuestas concretas, más allá de ideas muy vagas como “reactivar la economía” o “cuidar el salario”. No ha explicado en absoluto cómo pretende aplicar sus ideas.

Sin embargo, esta semana sorprendió con una propuesta costosísima desde lo fiscal y bien demagógica: dijo que si es Presidente, el PAMI dará remedios gratis a jubilados.

Como era de esperar, la propuesta parece venir con un negocio detrás. Alcanza con recordar lo que hacía el PAMI durante el kirchnerismo cuando el organismo afirmaba que “regalaba remedios para cuidar a los jubilados”: un manejo lleno de estafas, irregularidades y descontrol en el uso de los recursos.

El caso más emblemático era el de remedios que se compraban a nombre de jubilados que ya habían fallecido.

La nueva administración del PAMI detectó y denunció en 2016 una serie de fuertes irregularidades en el organismo, que desde el 2013 venía pagando 500 millones de pesos por año en la compra de medicamentos de afiliados muertos. Esos remedios luego eran revendidos en el “mercado negro” a clínicas y farmacias, cuando el organismo estaba a cargo del kirchnerista Luciano Di Césare.

Uno de los casos que se detectaron es el de una mujer de 80 años que consumía fármacos para la hipertensión arterial con un costo mensual de 1.000 pesos. La jubilada murió en agosto de 2013, pero a las pocas semanas el PAMI empezó a recibir una gran cantidad de recetas de insulina y de tiras que la mujer nunca había usado, por un valor diez veces mayor a los consumos anteriores.

“Ya detectamos 7.500 personas fallecidas que aparecen con la compra de medicamentos con descuento parcial o total del PAMI”, había denunciado en ese entonces el funcionario.

“No hubo controles internos, no se cruzaba el padrón de afiliados con el registro de fallecidos, había médicos que fraguaban las recetas o les fraguaban las recetas y en muchos casos había connivencia de las farmacias y hasta de la propia industria”, explicó Regazzoni, que fue luego sucedido por Sergio Casinotti al frente del organismo.

El PAMI redujo en los últimos años fuertemente su déficit, a partir de renegociar los contratos con los laboratorios, obteniendo enormes rebajas de precios que representaron un ahorro millonario para las arcas públicas.


Leave a reply