Mientras Argentina cae 11%, la economía de Chile sigue creciendo en la pandemia

0
1609

Según los datos anunciados por el Banco Central de Chile, la variación acumulada del PBI para el primer trimestre del año fue positiva, en torno al 0,4%. En cualquier otra circunstancia el resultado sería muy modesto, pero en medio de una crisis económica mundial, con la economía de todo el mundo parada por la pandemia del virus chino, Chile se perfila como una de las muy pocas economías en el mundo que evitó caer en recesión durante el primer trimestre del año. El resultado es aún más notorio si se considera las violentas protestas y la campaña de desestabilización por parte de ciertos grupos de la izquierda chilena, que desde octubre del año pasado pusieron en marcha un plan para poner al país contra las cuerdas y dar vuelta el tablero del exitoso sistema capitalista del que los chilenos vienen disfrutando hace mucho tiempo. Estas manifestaciones lograron desestabilizar el ritmo de crecimiento en la economía durante octubre de 2019, pero desde que se logró contener el estallido la economía chilena viene en crecimiento, recuperando casi todo lo perdido. A partir del impacto del COVID-19, la merma en la economía había sido 3 veces inferior a la que tenemos en Argentina, ya que la estructura económica del país es más sólida y nunca se aplicó una cuarentena tan estricta como acá. Tomando el promedio para el primer trimestre, el país vecino logró patear la recesión para el segundo trimestre, un logro importante que tal vez termine salvando más vidas que las que en Argentina salve la cuarentena.Los mercados esperaban una contracción cercana al 0,1%, con lo cual un alza del 0,4% resultó ser sumamente satisfactoria.

El motor que impulsó este crecimiento se encuentra en el sector minero, el sector de la construcción y el sistema financiero. El desempeño en estas áreas logró compensar las caídas en los sectores directamente golpeados por el aislamiento, como el comercio minorista, servicios y transportes de todo tipo.

La caída de la demanda interna cayó de la mano del consumo de los hogares, esperable por la cuarentena, pero el sector minero logró repuntar esa caída y más que compensarla. Una vez más queda en evidencia la enorme importancia de los sectores dinámicos en la economía. Los discursos proteccionistas muchas veces ignoran las capacidades potenciales que tienen los sectores dinámicos en cada economía.

¿Cuál es el secreto del éxito económico de Chile aún en tiempos de crisis? 

La respuesta está en el modo en que Chile implantó la cuarentena, y las sucesivas medidas de flexibilización. Chile decretó la cuarentena a mediados de marzo, tan solo una semana de diferencia con respecto a nuestro país. Pero la implementación de las medidas gozaron de menor rigidez. Esto permitió el funcionamiento de algunas actividades no esenciales, como parte del sector minero, que permitieron mantener una producción constante y segura, y así mitigar la recesiónLa organización económica del país jugó un rol muy importante, pues los sectores dinámicos, libres y poco regulados en la economía chilena tuvieron las facilidades necesarias para desarrollarse y estimular el crecimiento. Esto también explica las grandes diferencias con respecto a la economía argentina. Argentina venía penalizando al campo mucho antes de que llegara el COVID-19, y las dificultades hacia el sector no cesaron con la pandemia. El resultado fue evidente, Argentina no pudo disponer de ningún sector capaz de compensar la caída de aquellos otros que se vieron directamente perjudicados. Chile aguantó el impacto y Argentina, como es costumbre, enfrenta una nueva e imponente crisis. 

FUENTE: derechadiario.com.ar

Leave a reply