Ni desendeudamiento ni más exportaciones ni nada: un economista desmontó todos los supuestos logros K

0
1510

1.Equilibrio fiscal A pesar de haber duplicado la presión impositiva en el periodo, pasamos de 2,1% de superávit fiscal en 2004, inédito en nuestra historia, a un déficit de 5,1% en 2015, producto de un aumento exorbitante del gasto público.

2.Superávit comercial El crecimiento de las exportaciones se explicó únicamente por boom de precios de commodities ya que al 2015 las cantidades exportadas eran igual que en 2007. A pesar de todos los controles a las importaciones, al 2015 la balanza comercial era deficitaria.

3.Acumulación de reservas La acumulación de reservas se terminó en 2011, acumulando USD 52.190 millones. A partir de entonces, ya con cepo incluido, las reservas brutas fueron cayendo hasta USD 25.615 millones y terminamos a fines del 2015 con reservas netas negativas.

4.Dólar competitivo El dólar competitivo solo se pudo sostener artificialmente entre 2003 y 2007 mientras las condiciones macroeconómicas lo permitían. A partir de entonces el tipo de cambio comenzó a apreciarse y a fines 2015 el dólar estaba tan apreciado como en los noventa.

5.Desendeudarnos La política de desendeudamiento implicó una reducción de la deuda externa, pero un aumento de la deuda interna. Es así que a medida que aumentaba el déficit aumentaba la emisión monetaria para financiar al fisco. Terminamos sin deuda pero con un BCRA quebrado.

6.Bajar la inflación Y con tanta emisión monetaria, en la primera fase para mantener el tipo de cambio real elevado, y en la segunda para financiar el déficit fiscal en aumento, el modelo terminó gestando a partir de 2006 un nuevo proceso inflacionario en Argentina, aún vigente

Leave a reply