No dejan ni morir tranquilos: el peronismo crea impuesto a la herencia

0
643

Sumida en una crisis que la obliga a recortar el gasto y sumar ingresos para equilibrar sus cuentas, la Provincia de Chubut busca aprobar un proyecto de ley de Impuesto a la Herencia que podría gravar a la herencia con una alícuota de hasta el 9,3%. El proyecto, que será defendido por la Gobernación hoy en la Legislatura de la Provincia, tiene en alerta a la oposición, escribanos y abogados de la provincia.

El viernes el Gobierno de Mariano Arcioni presentó un paquete de normas a la Legislatura con el que busca atacar la grave situación de las cuentas públicas de la provincia. No pudo incluir un proyecto para congelar los sueldos del sector público por 180 días por resistencias hasta entre los diputados de sus propias filas, pero lo que generó más protestas dentro del paquete fue el Proyecto de Ley de Impuesto a la Transferencia Gratuita de Bienes, o Impuesto a la Herencia.

“La crisis de Chubut no es de ingresos, es de malas administraciones que ya llevan más de una década. Como provincia petrolera, tiene un ingreso más del que tienen otras provincias. Y a pesar de este escenario estamos en una situación con deuda sideral de 80% del producto”, dijo Gustavo Menna, diputado nacional de Juntos por El Cambio. “El proyecto entró el viernes y se pretende aprobarlo este mismo miércoles, ya hay antecedente de la Provincia de Entre Ríos en el que un fallo judicial obligó a derogar el impuesto por confiscatorio, en este caso creemos que se están planteando también alícuotas confiscatorias”, agregó.

Además de Entre Ríos, el otro antecedente es la Provincia de Buenos Aires que tiene vigente un impuesto similar.

 La crisis de Chubut no es de ingresos, es de malas administraciones que ya llevan más de una década (Menna)

Durante el fin de semana, el Colegio de Escribanos de Chubut salió a criticar la norma que busca a aprobar el oficialismo y amenazó con ir a la justicia en caso de que resulte aprobada. La Comisión del Colegio dijo al diario El Chubut que el impuesto no afecta sólo “a la clase alta o aquel que dispone dinero suficiente, no discrimina en cuanto al poder adquisitivo de los ciudadanos, y por lo tanto afecta más a los que menos tienen”. También que “a aquellas personas que reciban una vivienda del Instituto Provincial de la Vivienda o un automóvil, que no van a poder pagar el proceso y quizá les convenga desprenderse del bien”.

Esta mañana los escribanos de la provincia patagónica estaban reunidos con legisladores oficialistas para hacer llegar sus cuestionamientos. Para las las 5, mientras tanto, se espera que el ministro de Economía, Oscar Antonena, vaya a defender el paquete de proyectos oficial.

El oficialismo tiene 16 de 27 votos en la Legislatura, necesita 14 para aprobar la norma. Pero como ya pasó con otras iniciativas oficiales, todavía no se da por hecho de que la tenga aprobada.

En el proyecto tal como fue enviado, se paga impuesto por cualquier herencia, con una alícuota mínima de 1,5% para bienes con un valor de entre $0 y $400.000. La alícuota suba a través de 9 categorías y es menor si el heredero es un familiar directo, mientras que va subiendo de acuerdo a que se trate de otros descendientes o colaterales. La alícuota más alta es del 9,3% y se aplica para bienes de más de $ 55.100.000 (USD 800.000).

 La alicuota más baja es del 1,5%, mientras que la más alta es de 9,3%. Tal como está el proyecto, todas las herencias pagarían el impuesto

Pero, además de la alícuota, si los bienes transferidos valen $400.000 o más se tiene que pagar una cuota fija que arranca en $6.000 y termina en $3.622.000 (USD 57.000).

No se trata sólo de una norma, sin embargo. El Gobierno de Arcioni envió 10 proyectos al mismo tiempo. Las normas propuestas modifican impuestos a la pesca, otro el pago de Ingresos Brutos y Sellos del Banco de Chubut, un tercero elimina la exención de Impuesto de Sellos a mineras (no así a productoras de hidrocarburos), modificaciones tributarias y fiscales , una moratoria, más régimen de abstención laboral y retiro voluntario, entre otras normas.

Arcioni busca atacar un déficit fiscal provincial que está proyectado en $ 37.000 millones para este año y la batería de normas tiene un claro foco orientado a aumentar ingresos para tratar de cerrar ese rojo.

Allegados al gobernador señalaron que desde el momento en que la provincia está en situación de emergencia el proyecto es uno más de los esfuerzos que se hacen para paliar la situación. Desde el ministerio de Economía de la Provincia no respondieron a consultas de Infobae.

FUENTE: Infobae.com

Leave a reply