Para esto hay plata: le suben 75% los subsidios a “películas dirigidas por mujeres”

0
177

José Manuel Rodríguez Uribes, el recién estrenado ministro de Cultura socialista, ha comparecido en rueda prensa con una batería de nuevas subvenciones con perspectiva de género que rebasa en intenciones a las hasta ahora conocidas. Se trata de las ayudas selectivas.

Durante su extensa intervención, el político del PSOE ha dejado bien claro que su Ministerio estará absolutamente centrado en dotar de subvenciones a las producciones artísticas creadas por mujeres. Según Rodríguez Uribes ha expuesto, España se encuentra inmersa en la más terrible de las discriminaciones en el ámbito de la cultura hacia el género femenino, y él y su Ministerio “van a corregirlo” porque “hay una brecha inaceptable entre el ser y el deber ser”.

El ministro ha anunciado una nueva Ley del Cine en la que “las películas y cortometrajes dirigidos por mujeres pasarán a tener consideración de “obras difíciles” y, por lo tanto, va a incrementar las ayudas a las cineastas en un 75% más que al resto de directores hombres. Rodríguez Uribes entiende que la definición de “obra difícil” no viene dada por el contenido de la producción en sí, sino por el hecho de que esté realizada por una mujer. Es así cómo la nueva Ley del Cine deja entrever que los largometrajes dirigidos por un varón son “películas fáciles” y, no tendrán derecho a las mismas subvenciones que sus compañeras.

El ministro ha adornado este fiero aumento de las subvenciones en función del sexo, defendiendo que hay una brecha de género cultural. Sin embargo, acto seguido ha continuado alegando que “las mujeres son las que leen más y pintan más”, añadiendo que en el Ministerio de Cultura trabajan más mujeres que hombres, entrando en contradicción en el mismo minuto.

Cine de lenguas cooficiales

Bajo el epígrafe de “obra difícil” también se incluirán las películas y cortometrajes rodadas en catalán, vasco, gallego o valenciano. ¿Qué quiere decir esto? Pues que también serán beneficiarias de un aumento del 75% más de dinero público que el resto de las obras grabadas en castellano. En total, la subida al cine en lenguas cooficiales ascenderá a un 80% del coste de su producción por lo que estarán financiadas con dinero público casi en su totalidad.

En cuanto a esta nueva línea de financiación pública de cine en lenguas cooficiales, Rodríguez Uribes ha comunicado que “hay que hacer territorio con la cultura”.

Sobre las producciones pictóricas también ha avanzado que las arcas del Estado se abrirán para tomar medidas concretas en el acceso del género femenino a la cultura para que “la realidad sea justa”. Para ello abordarán un estudio que está ya en marcha y que planea transformar radicalmente las instituciones culturales españoles de enorme prestigio.

Peligra la Biblioteca Nacional

La Biblioteca Nacional tal y como la conocemos hoy en día podría desaparecer. El ministro ha declarado que las bibliotecas españolas deberán ser inclusivas y que tienen que tener en su haber el mismo número de ejemplares escritos por mujeres que por hombres para que “haya igualdad en los centros culturales públicos”. Es decir, la literatura de autores hombres podría peligrar al ser sometidos a una nueva selección en base al sexo de quien lo escribe y no a la relevancia del contenido del libro. “El comienzo del cambio será la Biblioteca Nacional”, ha aseverado el ministro.

Obras de teatro con cuotas de género

El teatro tampoco escapará a las garras de las cuotas de género. Y posiblemente asistamos al fin de una era del arte dramático. El ministro de Cultura ha señalado que las producciones teatrales deberán tener el mismo número de actores hombres y mujeres. De hecho el Centro de Arte Dramático Nacional “promoverá esa equiparación”.

Y no lo dice de boquilla. Ya se está aplicando las inclusiones femeninas forzosas en algunas salas. El ministro ha felicitado el enorme esfuerzo que están llevando a cabo los teatros Valle-Inclán y María Guerrero “porque han conseguido en su temporada 2019-2020 igualar en hombres y mujeres las representaciones en sus obras de teatro”. Es decir, no esperen nunca ver Doce hombres sin piedad en ninguna de estas salas ni ninguna otra por el estilo.

FUENTE: Libremercado.com

Leave a reply