Por culpa del socialismo, la inversión extranjera en España bajó a un tercio

0
375

La Secretaría de Estado de Comercio, dependiente del Ministerio de Economía, acaba de publicar los datos de inversión extranjera bruta recibidos por España durante el primer semestre de 2019. La información disponible confirma el cambio a peor que ya reflejan otros indicadores, puesto que la entrada de capital foráneo sufre un fuerte correctivo con respecto a 2018.

Entre enero y junio del pasado año 2018, el flujo de inversión extranjera bruta recibido por España ascendió a 48.194 millones de euros. Esta cifra venía a confirmar la mejora observada en los años anteriores. Así, en el primer semestre de 2014 se realizaron operaciones por 8.729 millones, mientras que en 2015 dicha cifra creció hasta los 15.697 millones, un número similar a los 15.745 millones de 2016.

La tendencia positiva se aceleró en 2017, cuando las cifras de los dos primeros trimestres arrojaron un aumento de la inversión foránea hasta los 23.110 millones. Por tanto, la fuerte subida observada en 2018, hasta los 48.194 millones, suponía una nueva mejora en el marco de una aceleración progresiva de la llegada de capital extranjero.

Es por eso que los datos del Ministerio de Economía para enero-junio de 2019 resultan, cuando menos, preocupantes. Y es que, frente a los 48.194 millones del pasado curso, los datos del presente ejercicio reflejan una caída de la inversión extranjera hasta los 16.792 millones de euros, un 35% menos.

inversion-extranjera-primer-semestre-esp

La inversión productiva cae un 62%

Para ajustar los datos y obtener más profundidad en el análisis, los estudios dedicados a evaluar las entradas de capital extranjero acostumbran a descontar las operaciones de cartera, es decir, la compra-venta de acciones a través de entidades de tenencia de valores extranjeros. De esta forma se mide la inversión extranjera comúnmente conocida como productiva o directa.

Desde esta óptica, volvemos a comprobar que la evolución del primer semestre de 2019 ha sido negativa, con una caída de la inversión extranjera directa hasta los 10.302 millones de euros. Por comparación, los datos del primer semestre del año fueron de 5.544 millones en 2014, 9.525 millones en 2015, 9.371 millones en 2016, 13.625 millones en 2017 y 27.096 millones en 2018. Frente al ritmo ascendente de años anteriores, la tendencia de 2019 supone una caída del 62%.

Restando las desinversiones, el descenso supera el 90%

Y no solo eso: los datos del ministerio de Economía también permiten estudiar la evolución neta de la inversión extranjera, con un sencillo cálculo que consiste en sumar las entradas de capital y restar las desinversiones. Haciendo este ejercicio encontramos un desplome aún mayor: si el último semestre antes de la llegada de Pedro Sánchez a La Moncloa se cerró con un saldo positivo de 17.840 millones, el periodo de enero-junio de 2019 concluyó con un magro crecimiento de 1.469 millones, lo que supone una caída superior al 90%.

FUENTE: Libremercado.com

Leave a reply