Un país en serio: en Japón la izquierda no llego ni al 15% de los votos y la derecha sacó el 60%

0
261

Yuriko Koike, actual gobernadora de Tokio y candidata por una coalición conservadora pro-mercado y pro-cultura japonesa “moderna” ha logrado la reelección con más del triple de los votos que su principal rival en una jornada con el 55% de participación, justificado principalmente por la pandemia.

Koike contó con el apoyo de tres partidos: el Komeito, partido aislacionista de origen budista, culturalmente muy conservador y económicamente libertario; el Tomin First no Kai, “Tokio Primero”, partido fundado por Koike con una fuerte impronta de derecha populista, y por último el centro-derechista Partido Liberal Democrático, del primer ministro Shinzo Abe, que gobierna Japón casi de manera ininterrumpida desde 1955.

La gobernadora fue ministra de Defensa del gobierno nacional desde 2007 hasta 2016, cuando se separó del Partido Liberal Democrático y se presentó para las elecciones de Tokio, convirtiéndose en la primera mujer gobernadora de la capital japonesa tras un contundente triunfo. 

Con poco más de tres millones y medio de votos (59,7%), Koike se mostró complacida y anunció que como primera medida en su segundo mandato va a establecer una organización para luchar contra la pandemia del COVID-19 similar a la que aplicó el Centro de Control de Enfermedades de Estados Unidos. 

Su anuncio viene en un contexto en el que los casos de coronavirus en la capital japonesa crecen a más de un centenar diario hace cuatro días, a pesar de que unas semanas antes el brote ya estaba totalmente controlado. Se cree que el repunte de casos fue debido a la rápida reapertura de los clubes nocturnos en Tokio. 

En segundo lugar se encuentra Kenji Utsunomiya, quien obtuvo un magro 13,8% de los votos a pesar de estar respaldado por una amplia coalición que involucra comunistas, socialdemócratas, socialistas democráticos, ecologistas e incluso algunos liberales.

Esto es un clásico de la política en Japón. En casi todas las elecciones desde hace unos cuantos años, las coaliciones del centro para la derecha obtienen mucho más del 50% de los votos, aplastando a una izquierda que no logra representación.

En tercer lugar, con el 10,9% de los votos, se encuentra Taro Yamamoto, del partido Reiwa Shinsengumi, de ideología progresista, izquierdista y anti-sistema. Muchos lo acusaron de dividir los votos de la izquierda en esta elección

Por último, ya por el cuarto y quinto puesto tenemos a Taisuke Ono, de centro-derecha, y a Makoto Sakurai, quien sacó 180 mil votos y salió último a pesar de haber hecho una popular y peculiar campaña en Tokio, llegando a la fama por sus extravagantes artículos y opiniones que ha publicado en sus redes sociales.

Sakurai es del partido Primero Japón, de ideología nacionalista y monárquica, y ha expresado una fuerte posición contra China y contra Corea del Norte, inclusive asegurando que “no debería descartarse una guerra contra ellos en el futuro cercano”.

Sus principales propuestas pueden resumirse en:

  • Prohibir la ayuda social para inmigrantes.
  • Dividir a la mitad la cantidad de inmigrantes que se aceptan por año en el país.
  • Desregular la libertad de expresión al máximo, excepto para críticas a la nación japonesa.
  • Legalizar la marihuana.
  • Prohibir las maquinas Pachinko en los casinos, en concordancia con las leyes anti-apuestas del país.
  • Prohibir que se abran escuelas coreanas en Tokio.

FUENTE: Derechadiario.com.ar

Leave a reply