Vendidos: conoce a los tres diputados que se fueron con los K y traicionaron al 41%

0
2246

Tres diputados renunciaron al bloque PRO este martes para sumarse a un interbloque con 5 referentes de partidos provinciales y podría significar una contribución clave para el Frente de Todos, que por ahora no consigue quórum propio. 

Como adelantó LPO, sólo la ruptura del bloque conducido por Cristian Ritondo y la creación de bloques afines a Alberto Fernández podría garantizar una mayoría propia del Frente de Todos, que este lunes debió negociar con Juntos por el Cambio cómo y cuándo tratar el presupuesto.

El jefe del Pro Cristian Ritondo perdió al santacruceño Antonio Carambia, al bonaerense Pablo Ansaloni y a la tucumana Beatriz Ávila, que había armado un monobloque (Partido para la justicia social) pero prefirió no sumarlo a Juntos por el Cambio. Sólo el sanjuanino Marcelo Orrego y el riojano Felipe Álvarez tendrá sello unipersonal en el frente opositor más numeroso. 

“El Frente de Todos tendrá 121 miembros en Diputados y los 8 del nuevo interbloque podrían facilitarle el quórum. Ritondo temía una sangría mayor.” 

Los tres alejados del PRO venían dando señales de ruptura. Carambia tiene un partido en Santa Cruz y hace una semana le avisó a Ritondo que no lo acompañaría; mientras que Ansaloni es parte de un regreso a la CGT de UATRE, el gremio de los trabajadores rurales, presente en la última visita de Alberto Fernández a la sede de Azopardo. “Yo voy a hacer lo que digan mis trabajadores”, le explicó Macri, por teléfono, el secretario general Ramón Ayala.

Carambia y Ansaloni se sumarán al bloque “Unidad y equidad federal”, presidido por el mendocino José Luis Ramón, quien llegó en 2017 con un frente local y luego apoyó la candidatura presidencial de Roberto Lavagna. Afamado por su defensa de los derechos de los consumidores, peleó por la gobernación, quedó tercero con 8 puntos, bien lejos de la grieta que todavía protagonizan radicales y peronistas.  

Ramón presidirá el interbloque  “Unidad Federal para el desarrollo” junto a Ávila, el rionegrino Luis Di Giácomo y los misioneros Flavia Morales, Diego Sartori y Ricardo Wellbach, referentes de los partidos locales que gobiernan sus provincias.  

“A pesar de las malas intenciones, hemos construído un espacio amplio, del federalismo unido, con muchos colores políticos demostrando que podemos superar ‘la grieta”, posteó, en alusión a la presión que los ex macristas sufrieron por las redes sociales. 

Este miércoles, Ritondo empezó a pasar facturas. “Lamento que los diputados Pablo Ansaloni, Beatriz Ávila y Antonio Carambia, electos por la boleta de Juntos por el Cambio, hayan decidido no formar parte de este espacio. Estoy seguro de que juntos hubiésemos trabajado muy bien por el bienestar de todos los argentinos”, publicó en twitter.

Los misioneros habían presentado la constitución de su bloque propio unas horas antes, presidido por Wellbach, un cambio respecto al Senado, donde se sumaron a Todos por gestión de Cristina Kirchner  Maurice Closs se sumó y le garantizó una mayoría propia. Su coterráneo Magdalena Solari por ahora no lo ratificó. 

Los 8 federales de Diputados pueden ser de mucha utilidad para el Gobierno que esta tarde contabilizaba un bloque de 121 votos, con la incorporación de los tres puntanos y la neuquina Alma Sapag. Quedarían a 8 del quórum, justo los votos que controlará Ramón, quien cerró este interbloque con una cena el pasado miércoles.

Ritondo temía una fractura mayor si partían los diputados cercanos a Emilio Monzó que cuestionaron su elección como jefe, amenazaron con romper, pero prefirieron mantenerse en el PRO y como un sub grupo dispuesto a marcarle la cancha. Sumarían 17 y este mediodía se reunieron en el despacho de Nicolás Massot para definir qué postura llevar a la reunión de bloque de unas horas más tarde. 

El otro bloque para pescar votos sueltos es el flamante interbloque Federal, integrado por los 6 identificados con Roberto Lavagna (justicialistas y un socialista) y cuatro de Córdoba Federal, los leales a Juan Schiaretti. Lo presidirá el ex candidato a gobernador Eduardo “Bali” Bucca y su referente en el recinto será Graciela Camaño. 

Las complicaciones para alcanzar una mayoría propia demoraron la definición de una agenda parlamentaria y por ahora sólo está confirmado que el 18 se abrirá el recinto para tratar el presupuesto.  El resto del temario debe debatirse con los nuevos aliados. Que están apareciendo.

FUENTE: lapoliticaonline.com

Leave a reply